Cuentos Infantiles

Loading...

jueves, 1 de diciembre de 2011

NO DEBEMOS...


Si queremos que a un niño le guste la lectura NO

 deberíamos... 

1.      Olvidar lo que el niño sabe cuando le enseñamos a leer.
2.      Enseñar a leer desdeñando la comprensión.
3.      Obligar a leer sin dar tiempo para la lectura libre.
4.      Poner el acento en el descifrado y no en el razonamiento.
5.      El mercantilismo lector: hacer siempre algo después de leer (trabajo, resumen, ficha...).
6.      Enfrentar lectura y TV, videojuegos y ordenadores.
7.      Demonizar los cómics.
8.      Considerar al lector un sujeto pasivo que lee lo que le dice el maestro y como éste le obliga a hacerlo.
9.      Leer en voz alta sin haber dominado y comprendido previamente el texto.
10.  Obligar a leer a todos al mismo ritmo, con la misma entonación y con igual velocidad.
11.  Fundamentalismo lector: leer os hará más libres, mejores personas, soñar, vivir aventuras fantásticas...
12.  Hipocresía adulta: ¿por qué no nos ven leer?
13.  Utilizar materiales de lectura anodinos y complejos.
14.  Desatender el derecho del niño a que le cuenten y le lean.
15.  Olvidar que la narración oral lleva a la pasión lectora.
16.  Privar al niño de la posibilidad de crear y contar sus propias historias y poemas.
17.  Igualar los estómagos lectores («el bebé no come fabada»).
18.  Olvidar que el niño es único e irrepetible.
19.  Imponer nuestros gustos lectores.
20.  Ahogar imaginación infantil con textos e ilustraciones planas.
21.  Transformar el libro en elemento de tortura.


2 comentarios:

  1. Claro q siiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!
    No hay q agobiar al niño con la lecturaa,sino motivarle y que disfrute :D

    ResponderEliminar
  2. Nunca se debe poner la lectura como un castigo o como medio para conseguir cualquier clase de premio. Pero el principal problema es que hay muchisima gente que no lee y ve la lectura como algo fuera de lo común, qué triste, y los niños hacen simplemente lo que ven. Y sobre los comics, existen personas adultas que los ven como anti-lectura. Nada más fuera de la realidad.

    Esta lista debería estar en cada aula y en cada casa con niños pequeños. ¡Muy bien Lenbe!

    ResponderEliminar